Microsoft: ensayo y error

17 06 2013

Hasta hace unos días, puedo decir que me encontraba un tanto perdido entre noticias, cifras, anuncios y opiniones. El hervidero de blogs; la inmediatez y contundencia de la prensa a la hora de remarcar los tweets más jugosos y determinantes de las cabezas pensantes del sector; los lovers y haters que confunden a quienes buscan una información más real y concreta que la que se extrañe de sus toscos y extremistas comentarios; el loco día a día del rumoreo y las redes sociales. Encontrar la verdad, la de más rabiosa actualidad y la más verdadera, es algo muy difícil. Tanto es así que, por lo general, suelo tomarme unos días hasta haber masticado convenientemente toda la información, para poder verter mi opinión sobre algún post con la intención de destilar, para tí, lector, lo que se esconde entre tanto mejunje mediático. Pero, con todo, incluso esperando y reposando tanta línea de texto, video y noticia ultimísima de madrugada, estoy ante una situación confusa y desagradable gracias a la todopoderosa Microsoft, quien parece estar tirando desde más allá de la línea de triples a ver si algo entra.

xboxonepad2

 

La estrategia de Microsoft, según yo lo veo, se traduce en realizar comentarios abiertos en Twitter, así como declaraciones diluidas en el contexto de una entrevista, y dejar que las desarrolladores y los usuarios terminen de liar el lío. Después todo queda en manos de la conjetura. El veneno corre por internet y Microsoft a la espera. ¿De qué? De la repercusión social. Quizá me equivoque, pero ya van dos veces que los hechos me llevan a pensar que esta compañía está haciendo un estudio de mercado mientras lima los detalles para la salida de su nueva máquina. Lo parece, de veras. Si no, que alguien me explique por qué no han tomado la determinación inmediata y descontaminante de poner sobre la mesa todas y cada una de las decisiones tomadas de cara a las más discutibles novedades que incluye el sistema. ¿Por qué callarse? Pues porque, como cualquier sistema DRM o similar, la gente quizá no lo trague desde el principio, o no todo de golpe; pero quizá sí a base de poquitos y de sorbos, como si quisieran acostumbrarnos a un sabor nuevo y amargo.

microsoft-e3-1

Puede que un DRM bestial y abusivo como el que comentábamos hace unos días (información supuestamente oficial, ojo) no logre sino apartar de las tiendas a los jugadores; pero esperar unos días y reducir las condiciones hasta que parezca todo un malentendido exagerado y ver cómo reaccionan los usuarios con esta nueva y menos agresiva fórmula, puede ser una manera rápida (y sucia) de intentar ver dónde está el límite. Un límite que, poco a poco, va haciendo que cada vez más jugadores pasen por el aro y se sometan a firmas digitales, condiciones espectacularmente dañinas de préstamo y venta en régimen de segunda mano, y juego online de pago para, algún día, todas las plataformas. Despacito pero con fuertes golpes en la pared; a ver cuántos se molestan y cuántos acaban por acostumbrarse.

Leading Video Game Companies Hold News Conferences To Open E3

Alucinado me quedé hace unos días en un foro bastante conocido por estos lares cuando, al anunciar, a modo de corrección, el cambio del cancerígeno límite de dos usuarios por juego a diez (de la noche a la mañana, literalmente), no pocos usuarios de dicho foro comenzaron a defender con uñas y dientes, nuevamente, a Microsoft; como si lo estuviesen esperando, deseosos de contradecir a todo detractor de la compañía que hubiese aprovechado la situación para sacar a relucir las bondades de su “equipo” (lo que es aún peor). Y yo me pregunto: ¿hacia dónde va ésto? Muy sencillo: hacia el ahogo de las libertades como comprador. Porque, por supuesto, no hay cabeza incapaz de entender que el ahogamiento es menor cuando los usuarios límite son diez y no dos; pero pensar que eso es una soluciónes darle a Microsoft exactamente lo que quiere: control, aunque aparentemente insignificante.

New XBOX ONE

Tal vez el usuario no deje sellarse el pandero con un marcador incandescente para ganado; pero cuando se habla en términos tecnológicos (como la firma digital), éste parece no sentirse atacado de ninguna manera. Solo en los casos extremos y cuando los más escépticos comienzan a preguntarse (a gritos, por la red) qué hay en el trasfondo de ese silencio que guardan los dirigentes de un fabricante ante el abrumador ruído que surge de los foros, las webs y los blogs; es cuando este tipo de marcado, clasificado y analizado, parece tocar las narices a los presentes. Un mal que no hace sino condenarnos a una pérdida gradual e inevitable de nuestros derechos como consumidores de hardware y software. Porque donde no había barreras, construyeron muros sólidos y, ante la inquietud y la pérdida de feligreses, éstos se anunciaron más bajos y menos sólidos. Pero ahí están, en mitad del camino. Se interponen caóticamente en lo que, como dicta el título del post, parece un lamentable aunque productivo ejercicio de ensayo y error.

ps4pad3

Y es que estar al tanto, continuamente, de cada palabra, cada novedad y, sobre todo, cada corrección por parte de Microsoft, se me antoja un trabajo arduo y desagradable. Si PS4 esconde o no algo parecido entre sus malignas reuniones de ejecutivos, es algo que, por el momento, no ha salido a la luz con la mitad de fuerza que todo elo referente a Microsoft. Está el sistema de pago por el online, pero es algo que iba a llegar tarde o temprano y un mal del que Xbox 360 ha adolecido durante toda su existencia. Vaya, que no suena a nuevo, aunque sí resulte una puesta en igualdad un tanto indeseable. Pero no me llega ese pestazo a juego sucio y a abuso sobre los usuarios de su contraria. Y esto, sumado a los cien euros menos de la versión base anunciada, suena a claro ganador.

Porque, si bien en un principio a la gente parecía resbalarle, parece que, gracias a la sagaz estratagema de Sony, consistente en no hacer gran cosa al respecto (salvo reírse un rato a costa del legado de Gates), las reservas están dando un lógico giro (ahora sí) que parece marcar las diferencias entre la libertad del gaming y el control parcial o total de lo que hacemos o dejamos de hacer con aquello por lo que hemos pagado. Si la lógica predomina, PS4 barrerá a Xbox One. No tengo mucha fe en que esto sea así, visto lo visto, pero lo que está claro es que los más deseosos de encarnizadas luchas entre compañías y de las discusiones foreras a muerte, estarán muy contentos de la situación actual del sector, pues hay “chicha” para aburrir.

A mí, entretanto, me está empezando a brotar una vergüenza ajena espectacular.

Anuncios

Acciones

Information

One response

19 06 2013
Microsoft se echa para atrás con su DRM en Xbox One | DSLab

[…] solo unos días, escribía en Age of Gamers lo que hoy se ha confirmado. Microsoft lleva meses escuchando en silencio, soltando información […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: