Enslaved: Oddysey to the West (PS3, XBOX 360 review)

13 05 2013

El mundo del PC siempre ha resultado tan fascinante y potente como maltratado por algunas compañías. Podemos pasar meses esperando a que un juego aparentemente multiplataforma se anuncie para compatibles y que, finalmente, tal cosa nunca llegue a ocurrir, quedando en el olvido. Ocasionalmente la suerte está del lado del “pecero” y, aunque tarde, dicha versión llega. Algunos dicen que es para evitar la facilidad de pirateo que ofrece el PC y asegurar que la versión de consolas, menos pirateada (o más difícil de piratear, mejor dicho), venda como debe. Incluso se han visto versiones que han llegado tan sumamente tarde que su conversión ha sorprendido a propios y extraños; como pudiera ser el caso del excelente y, durante una larguísima temporada, exclusivo: Alan Wake. Muchos de estos títulos se resisten a la adaptación (ya no digo a tener una versión desarrollada expresamente para PC, sino simples ports) debido a que su distribución se rige por un estricto contrato de exclusividad para la plataforma en cuestión (no vamos a ver un God of War en Xbox ni en PC, salvo que las cosas cambien mucho por Sony) ni Gears of War será el protagonista de la próxima campaña pro-Playstation.

enslavedcover

Pero muchas otras el juego aparece, sobre todo a principios y mediados de cada generación consolera, anunciado únicamente para las plataformas que corresponderían, hoy día, a Xbox 360 y PS3. Y los usuarios que rinden tributo al PC con cada palabra que donan a un foro (hablo de los que lo hacen inteligentemente, y no buscando bronca), pronto descubren cómo, una vez más, la compañía de turno se olvida de ellos; de nosotros; forzándonos a pasar por el aro de adquirir una consola de menor potencia pero catálogo en ocasiones dolorosamente exclusivo y enormemente atractivo. Uno de los títulos que me llevaron, finalmente, a adquirir uno de los dos sistemas, fue Enslaved, juego que, curiosamente, cayó en el olvido en el momento en que la consola se encontraba ya lista para ser reventada a vicios.

enslaved1

Tiempo después, me acordé de las imágenes, las reviews que había visto y leído y el bombo que le dieron al juego en cuestión. Pensé: voy a sacarme por fin esa espinita que tengo clavada (aunque olvidada), y voy a jugar a un típico aunque magnífico juego de acción, aventura y plataformas de los que tan bien definen el modelo de juego para consolas (en PC salen la mitad, desgraciadamente). Y una vez puesto el disco en el lector, instalado en el disco duro y reproducido en la consola; por fin, puedo decir: ¡he jugado y acabo Enslaved! Y… vaya, no es para tanto. ¿Por qué? Pues porque este juego es el “sota, caballo, rey” de los juegos de este género. Cumple absolutamente con todos los cánones instaurados por su género, mucho tiempo antes de que éste viera la luz (ya no digo cuando yo lo he jugado).

enslaved7

Enslaved: Oddysey to the West es un formidable y largo viaje a través de bellos aunque ruinosos paisajes en los que nos movemos con cierta libertad, pero siempre de manera lineal. Sigue sin ser algo que me moleste, aunque, en ocasiones, para acceder a ciertas zonas, bien podrían haberse diseñado rutas alternativas, no forzando tanto al jugador a atravesar de tan predeterminadas maneras los tramos más plataformeros que componen los escenarios. Bien es cierto que, en determinadas secciones, podemos, más o menos, elegir cómo resolver una situación pero, por lo general, todo está construido para enrutar al jugador en una sola dirección. Esto es lo que más me ha sorprendido, para mal, de Enslaved. Tiene un comienzo magnífico; explosivo y sumamente prometedor. Pero se desinfla. Y no poco. Una vez la historia arranca en su ritmo más habitual, el juego se convierte en un extraordinariamente simple y metódico juego de plataformas y acción; cual Prince of Persia (la trilogía de las Arenas) pero en modo descafeinado.

enslaved6

Resulta divertido durante la primera hora y, después, da comienzo la montaña rusa. Empiezan las secciones de agarrarse de salientes, trepar y alcanzar lugares altos para, después, descenderlos por otro lado. Los mil y un saltos y la activación de palancas y artilugios similares por decenas. La recurrida, una y cien veces, situación de tener que abrir paso a nuestra acompañante (una belleza poligonada), y lo opuesto, para poder continuar. Derrotar a grupos de enemigos pulsando repetidamente dos botones para gestionar los combos y… poco más. Los combates son espectaculares, las animaciones muy buenas y, la historia, realmente interesante. Los personajes rezuman personalidad (hasta los secundarios) y hay momentos enormemente épicos. La banda sonora es más que correcta y el doblaje es sensacional. El control responde a la perfección y el estilo visual es vibrante y atractivo. ¿Qué falla? Precisamente que esos momentos épicos que aprovechan todo lo bueno que tiene en el ámbito estrictamente técnico, son extremadamente puntuales. El juego pega unos acelerones de órdago, provocando que, demasiado a menudo, queramos dejar de jugar, pues entramos, de pronto, en tediosas lagunas; faltas de gracia, ritmo y emoción.

enslaved8

Dichas lagunas no son terribles, ni mucho menos, pero no se corresponden con el atractivo de esos otros mejores tramos. Las persecuciones en las que un enorme “perro” robótico intenta darnos caza son algo que bien podrían haber acentuado mucho más: echando mano de ellas cada cierto tiempo y convirtiéndolo en un enemigo comparable al Nemesis de Resident Evil 3 en términos de acoso y peligrosidad. Parece como si, para estas escenas, se hubiera echado mano de todo el equipo de desarrollo para que se pusieran a trabajar con un único objetivo, en el cual se ha volcado toda la capacidad de la compañía y, para el resto del juego, hayan tirado de crear escenarios “normales” con los que alargar la vida útil del juego todo lo posible. Porque amigos, el juego es largo: demasiado largo. ¿Cómo puedo decir algo así? Pues porque sobreextender un juego es exactamente igual de peligroso que sobreextender una película. Si lo que cuentas bien merece ese tiempo de disfrute extra: perfecto. Pero cuando hay tanta “paja”, tanto reciclado de puzzles y tantas situaciones similares; uno quiere que, o bien se evapore todo el sobrante, cual reducción en términos de cocina; o bien finalice pronto de la mejor manera posible.

enslaved2

Pese a que los últimos pasos del juego bien merecen ser jugados, llegamos a éste con la sensación de que llevamos demasiado tiempo atravesando zonas excesivamente desiguales y faltas de consistencia. ¿Por qué me centro tanto en el ritmo? Porque, francamente, es lo único negativo que veo en este título, y es, a su vez, su mayor pega. Es un castigo para toda la producción. Es un problema de enfoque que tira abajo algo que, durante una maravillosa primera parte, parece corresponderse con los fuegos artificiales que, en forma de publicidad, hicieron estallar en todos los medios. Nos vendieron una eficiente evolución de un género muy explotado pero con muy pocos representantes verdaderamente significativos, y finalmente se ha quedado en un juego de notable factura pero irregular como él solo.

enslaved4

Todo lo que no tiene que ver con esta estabilidad tan descuidada, es funcional y, en ocasiones, sobresaliente. Gráficamente no rompió moldes, pero resultaba cálido, agradable y sólido. Sus diálogos, sus personajes y la trama: todo funciona; todo está bien. Todo me gusta y me hace tener ganas de encender la consola y meterme una sesión de dos o tres horas: pero no lo consigo. Quiero decir: lo consigo; pero me fuerzo a jugar porque quiero ver todas las partes “buenas”, y cómo finaliza la historia; pero no porque el juego me invite a ello, os lo aseguro.

enslaved3

Enslaved es un juego que hay que probar, al menos, para medir su atractivo. A mí siempre me han aburrido las partes más plataformeras de los juegos aventuras 3D, a excepción del citado Prince of Persia, que me parece inigualable en ese ámbito. Para mí, Enslaved no define como aquel esa evolución en el género, que parece intentar; pues semejante poder obra en manos de otros (el nuevo Tomb Raider, aunque con la ventaja de haber aparecido mucho después que el juego que nos atañe, supone el perfeccionamiento casi absoluto de todo lo que trató de hacer Enslaved con su salida). Sin embargo, es un título verdaderamente notable, divertido y único; con un mundo digno de mención y sumamente explotable para una hipotética continuación que, desde luego, me gustaría ver.

Nota: 7,8

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: