PSVita: pasado, presente y futuro

8 05 2013

Cada vez que paso por una tienda de videojuegos, no puedo evitar echar un vistazo al catálogo de PSVita; a ver qué se cuece. Lo hago porque, de verdad, creo estar bastante desinformado al respecto de este sistema; lo cual es raro en mí, ya que, con PS3, consola que tampoco poseo, esto no me ocurre. Sé lo que aparece en el catálogo de la “play”, salvo rara excepción, aunque se trate de un juego exclusivo y/o descargable de PSNetwork. Con PSVita no me entero: no exclusivamente porque el sistema no me atraiga lo más mínimo, sino porque la prensa, en general, no le da mucha bola. ¿Y sabéis por qué no hablan mucho de esta portátil? ¡Porque no hay mucho de qué hablar!

vita

PSVita es la consola que nadie tiene. Tengo amigos jugones de estos que, como yo, cometen locuras como comprarse una consola antes siquiera de comprobar que el aparato en cuestión vale lo que pone en la etiqueta. Semejante panda de insensatos (que orgullosamente presido) ha pasado de la consola sin pestañear. De hecho, no aparece en un tema de conversación sobre videojuegos por mucha cerveza que intervenga. No hay lengua lo bastante envenenada de alcohol para recitar las bondades de este sistema hoy día, siquiera en cuestiones técnicas. Era más popular antes de estar a la venta que ahora, año y pico después; lo que dice mucho de la desgana que Sony le está poniendo a sus posibilidades de éxito. Incluso habiéndose visto obligados a bajar el precio (cosa que ya le ocurrió a su competidora directa, 3DS), se trata de un sistema que sigue sin captar la atención del gran público. Y es que, aún teniendo en cuenta el nuevo precio y en caso de interesarnos, aún debemos preparar más de doscientos pavos si queremos (ya ves tú qué exigencias) combinar la compra de la consola con algún juego. Si no, siempre podemos usarla como MP3, por ejemplo, lo que es muy útil hoy en día cuando hasta el móvil más penoso reproduce este y otros diecisiete formatos multimedia.

vita1

Cuando PSP apareció, era una basura. Sí, ya sé que algunos de vosotros diréis “¡Ni hablar! ¡Yo tenía un montón de juegos en mi PSP!” Y ahora es cuando yo insto a estos sujetos a pasarse por este post, que explica correctamente el por qué de la popularidad de la consola y de la razón de su hermosa colección de títulos. PSP triunfó (más o menos) por lo que lo hizo; pero los mismos errores, idénticos, al milímetro, son los que ha cometido Sony con la nueva versión de su portátil. Qué cagada, amigo mío, armarte de semejante baraja de desarrolladores y permitir que pasen de tí casi por completo. Qué error centrarte en aquellas compañías que solo hacen conversiones, y no en las que tienen algo que aportar más allá de lo evidente y esperable. Qué absurdo no disponer de un equipo de desarrollo interno capaz de adaptar a portátil, ya puestos, y como es debido, un juego “grande” y, lo que es peor, no poder crear algo nuevo que resulte verdaderamente exclusivo y atractivo para el jugador. Y qué falta de cabeza el meter tanta potencia en el hardware, encareciendo el producto sin un catálogo que lo sustente, en plena época de crisis, con una enemiga en el mercado con los recursos comerciales de Nintendo y su costumbre por sacar luz de la negrura más absoluta.

vita8

Hablaban las malas lenguas (muchas cobrando nómina por ello), de esto hace ya muchos meses, del nefasto estado de la nueva portátil de Nintendo y el posible impacto en las estanterías que esto representaría de cara al enfrentamiento entre portátiles, anunciado Vita como la gran ganadora del conflicto. Se equivocaron por varios motivos, que se han traducido finalmente en hechos tangibles. Para empezar, ignoraron que la compañía de Satoru Iwata tiene los peores arranques en ventas, pese al número de reservas que generan con sus presentaciones de producto (nefastas, pero, por algún motivo, adictivas y muy solicitadas). Segundamente porque obviaron el hecho de que los Smartphones y las tabletas, sí, valen un pastón: pero te permiten hacer “tonterías” como llamar y esas cosas, y los juegos son baratos, simples e inmediatos: luego atractivos a los ojos de un número de usuarios enorme y explotable. Y hoy día, los juegos deben ser baratos o ser lo bastante “gordos” como para suscitar un interés inexorable en el jugador que le lleve a darle la vuelta a la cartera.

vita5

¿Qué es gordo? ¿FIFA? Pues sí, es gordo, y está en PSVita, pero raro es quien se compra una de estas máquinas para jugar a FIFA teniendo, muy probablemente, un sistema superior conectado a un televisor o monitor, permitiéndole disfrutarlo mejor y en compañía. ¿Call of Duty entonces? Claro, un juego evidentemente ideado para ser jugado en formato portátil. De hecho Activision se tomó tan en serio esta versión que la delegó a un equipo de desarrollo que, según Wikipedia, se llama Nstigate Games (curiosamente, veo que fueron los responsables de aquel ya lejano Vampire: The Masquerade Redemption). El resultado es de una magnificiencia inaudita. Pero bueno, no seamos tan obvios y hablemos de lo opuesto: las sagas más queridas y admiradas. Aquellas que nos gustaría llevarnos a cualquier parte para poder seguir jugando.

vita7

Seamos justos. Juegos para Vita los hay muy buenos, pero son muy pocos y muy dispares como para que exista siquiera competencia entre títulos. Esto crea la falsa ilusión de encontrarse con un título de adquisición obligatoria cuando la realidad es que, si queremos un juego de un género en concreto, apenas sí puedes encontrar dos relativamente parecidos. La listas top 10 de la consola introducen en sus últimos peldaños algunos juegos francamente dudosos, y están compuestas necesariamente de juegos retail (en caja) y descargables. Si solo cogemos únicamente el primer modelo, que es el que vale pasta de verdad, apenas nos podemos quedar con cinco verdaderamente buenos. Más de un año para un puñado de juegos, cada uno de su padre y de su madre. La mayoría de ellos, versiones de sagas ya conocidas.

vita3

¿Ocurre esto con Nintendo? Si. Ha ocurrido. Ocurrió cuando la consola apareció en el mercado, pero a los dos o tres meses recibió un pepino llamado The Legend of Zelda: Ocarina of Time. Contradictorio: se trata no solo de una versión, sino de una remasterización en toda regla: una actualización del clásico de Nintendo 64 que el público llevaba demandando años y años. Pero resulta que llegó pronto, presentó una calidad excepcional y se promocionó como es debido. Nintendo trincó la oportunidad y puso un dinero que, con toda garantía, iba a vender consolas a través de este título tan obviamente desarrollado para llamar la atención sobre su hardware. También trataron de cortejarnos, sin piedad, con un anuncio del próximo juego de Mario, que en un principio nos pareció a todos demasiado simple, repitiendo fórmulas pasadas y sin gran cosa que ofrecer, haciendo pensar que, esta vez, el nuevo Mario se iba a desarrollar de manera forzada y que el resultado no iba a ser tan bueno como la propia Nintendo creía.

vita4

Pero nos equivocamos. Miyamoto nos sacudió un juegazo de los que, efectivamente, venden consolas. Nintendogs, Mario Kart, Star Fox, y demás: notables nuevas ediciones, pero más próximas a la forma de hacer las cosas de Sony: dando al público lo que cree justamente necesario, sin poner un especial interés en el producto, pues lo que interesa es simple y llanamente vender. ¿Sabéis dónde radica la gran diferencia que ha hecho a Nintendo despegarse de Sony, especialmente por estos lares? En que, poco a poco, escalonada pero férreamente, su 3DS se iba haciendo con juegos exclusivos esporádicos de calidad intachable, como Resident Evil: Revelations. Un juegazo que supuso un beso en los morros del jugador más insatisfecho con los últimos modelos de survival horror de Capcom. ESO es un exclusivo en condiciones. Ahí no importa si no está hecho para competir con otros títulos similares en el sistema, porque el juego es tan rematadamente bueno que puede vender el sistema por sí solo. Pero más que eso, es el bombo que le dieron a la aparición de un título claramente hardcore en una consola con una cansina etiqueta de producto infantil. Utilizaron aquello que más se critica de la consola como si fuese publicidad, en un golpe de efecto tan efectivo que una segunda parte parece estar horneándose mientras una versión de la primera para consolas de sobremesa y PC está a punto de salir a la venta.

vita6

Solo es un ejemplo, pero es lo bastante consistente como para explicar lo que ha sucedido y está sucediendo ahora mismo en el terreno portátil. ¿El futuro? Aún es pronto para decidirse al respecto, pero la historia tiende a repetirse, aunque en este caso hablamos de un ciclo de una única generación. Nintendo DS hizo un ovillo con PSP, aunque esta última, en Japón, se vendió bien, en parte porque el catálogo japonés poco tiene que ver con los restos que nos llegan a los europeos. Allí el rol tiene mil formas y razones, y PSP ha sido cuna de algunos juegazos JRPG cuyo nombre ni siquiera ha rozado las webs especializadas de nuestra región; pero eso es otra historia de sobra conocida que no es extrapolable al resto del mundo. En lo que se refiere al mercado más generalizado, a su repercusión mediática y comercial, DS fue muy superior de igual manera que 3DS está resultando imbatible hoy día. Sony tiene que ponerse las pilas.

La bajada de precio es una señal de reacción muy positiva. Quiere decir que saben perfectamene que su confianza en el hardware les ha perdido; pero esta primera medida solo es la más evidente y exigible de cuantas pueden tomarse. La solución siempre reside, no quepa duda, en la inversión de capital en cerebros y manos eficientes que creen producto de calidad, exclusivo y que explote las capacidades de la consola, como ocurre en 3DS (la doble pantalla sigue siendo su mejor baza). Tiene un potencial gráfico enorme, pero crear juegos en base al espectáculo gráfico, si no está acompañado de un juego verdaderamente bueno, de poco sirve (véase Crysis 3). Los jefazos de Sony deben abrir sus puertas y sus cabezas a quien pueda programarles, reservándose sus derechos de exclusividad y distribución, un juego con le pegada de Crash Bandicoot o Spyro; pero no necesariamente otro juego de Crash o Spyro.

vita2

Se cierne un Ratchet and Clank que será, a buen seguro, más que notable; pero que supone más un amor por permanecer un tiempo adicional en su amado y autosuficiente búnker empresarial que un auténtico paso adelante hacia un futuro prometedor. Esporádicos y evidentes, solo los anuncios para los “baratos” de PSN parecen estar dispuestos a echar una mano a PSVita para que su caída no llegue a tocar el suelo. Y, sin embargo, las grandes compañías, las que tienen en su mano, más que nadie, la posibilidad de hacer triunfar a un sistema con sobrada capacidad para ello, no hacen nada remarcable. El pasado: funesto. El presente: poco prometedor. El futuro: depende de Sony y sus amigos.

PD: http://www.metacritic.com/game/playstation-vita

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: