Dishonored (MULTI review)

30 04 2013

En la review de Bioshock Infinite quise mencionar Dishonored como otro de esos grandes títulos que pueden presumir de ser diferentes, tanto a nivel estético como en lo jugable, con respecto a lo que acostumbra el género. Dishonored es, por resumirlo de alguna forma, lo que podría surgir de mezclar en una batidora Half Life 2 y Bioshock. Del primero hereda la ambientación, el estilo narrativo y el hecho de situarnos, como protagonistas, en mitad de una revolución que enfrenta a un imperio fascista con un grupo de rebeldes que tratan de recuperar la estabilidad de Dunwall, la ciudad imaginaria que sirve de escenario para la aventura. De Bioshock toma el hecho de disponer de extraños poderes que nos facilitan la tarea de enfrentarnos al Lord Regente y su ejército. En Dishonored vestimos la piel de Corvo, guardaespaldas de la emperatriz, convertido, debido a los acontecimientos que arrancan con el juego, en asesino: maestro del sigilo y de las artes mortales. Un personaje mudo pero de calidad fuera de toda duda. Un antihéroe como debe ser, perfectamente exportable a cualquier formato. Un nuevo grande del sector, como lo han sido durante años (y aún lo son) algunos como Gordon Freeman, Link o Ezio Auditore (aunque este último habla por los codos).

dishonoredcover

Dishonored, como otros tantos, entra por los ojos únicamente si queremos ver más allá de la simpleza de su aspecto exterior. No podemos hablar de un trabajo sobresaliente en términos puramente gráficos, pero si destilamos el concepto artístico y el mundo creado para la ocasión, Dishonored es uno de los más grandes de los últimos tiempos. Un mundo, una ciudad, unos personajes y una historia que parecen extenderse mucho más de lo que en un principio puede parecer. Los desarrolladores han elegido contar una historia puntual, relativamente pequeña y concentrada (aunque determinante), construida sobre un lugar y una ambientación histórica (paralela a la realidad) en los que caben infinitas posibilidades. Al igual que ocurre con Half Life, su mundo es extraordinariamente maleable. Los personajes que lo pueblan no son, sintetizando mucho, más que un puñado de los cientos que podrían intervenir en la historia; al igual que Dunwall no es sino una ciudad, de las tantas que caben imaginarse, adyacentes a sus fronteras.

dishonored2

Con un trasfondo tan cuidadosamente dibujado, cabe esperar que el argumento esté a la altura. Efectivamente. El vertiginoso ritmo narrativo se desata al poco de comenzar, asentando con claridad y sin rodeos el conflicto en el que todo girará durante las horas subsiguientes. Puede que esta falta de delicadeza a la hora de meternos en la historia resulte algo brusca y chocante, pero en realidad es una perfecta muestra de la claridad de ideas de la compañía. No precisa de una extensa presentación ya que todo sucede en un círculo de personajes y lugares bastante reducido. Pese a contar con ciertos momentos de relativo descanso entre misiones, lo cierto es que la acción llega urgente y permanece constante durante todo el viaje.

dishonored5

No obstante, esta celeridad a nivel argumental no se refleja necesariamente en la jugabilidad, a no ser que así lo queramos. Me explico: Dishonored nos propone dos vías de actuación: podemos atravesar los mapas intentando ser una sombra, obrando de manera invisible y silenciosa; o podemos atacar con rapidez y contundencia, aniquilando a cuanto enemigo se cruce ante nuestros ojos con violencia y sin importarnos las consecuencias. Ningún camino es más fácil que el otro, aunque quizá el del sigilo requiere un desarrollo mucho más específico de las habilidades especiales (que conseguiremos mediante unos extraños artefactos y que harán las veces de puntos de experiencia). Ambas vías conducen a finales ligeramente diferentes (argumentalmente muy distintos, pero en la práctica jugable casi idénticos) y, en realidad, es más una cuestión del estilo de juego al que queramos enfrentarnos que algo verdaderamente significativo. El título tampoco hace hincapié en la posibilidad de acabar con un desenlace caótico, resultando en algo que descubres un tanto a ciegas.

dishonored4

Cuando hablo de estos poderes especiales, y sin querer echar mano de los temidos spoilers que puedan aclarar la razón de su existencia, me refiero a algunos de los más originales y útiles que he visto en un FPS. Especialmente el que nos permite teletransportarnos (a una distancia limitada), ganando una ventaja táctica muy importante. Podemos esperar escondidos en algún lugar y, cuando el enemigo se sitúe cerca de nuestro escondite, teletransportarnos justo a su espalda para sorprenderlo y atacarlo. Debo aclarar que, si bien matar enemigos aumentará la probabilidad de llegar al final “malo”, tenemos la posibilidad de dejarlos inconscientes y ocultar sus cuerpos para evitar posibles alarmas. Otras habilidades especiales como la posesión de otros humanos (o ratas) nos permitirán atravesar zonas vigiladas o llevar a donde queramos a un enemigo, para después darle su merecido donde nadie pueda verlo. En el otro lado de la balanza, existen poderes de una naturaleza bastante más agresiva y que no dan lugar al sigilo, como es una marabunta de ratas que devoran vivo al enemigo en cuestión de segundos.

dishonored7

Si hay algo que define la jugabilidad, independientemente de estos poderes, es la libertad de acción. Cada objetivo, cada misión, cada pequeña decisión puede afrontarse de la forma que queramos; y no me refiero al índice de violencia que emplearemos. No existe un único camino predefinido en la práctica totalidad de la aventura. Podemos atravesar los extensos escenarios aprovechando tejados, callejones, conductos de aire acondicionado, zonas abandonadas, alcantarillas, muros; pirateando sistemas de seguridad, poseyendo ratas para entrar por pequeños huecos, luchando directamente, engañando a los enemigos con ruídos y un largo etc. Esta libertad transmite una sensación de amplitud y longevidad del título muy importantes, pese a que el juego en realidad tiene una duración relativamente reducida. Invita a ser rejugado, lo que es muy importante en un FPS, ya que en los tiempos que corren suelen parecer más una película interactiva que un videojuego como tal. Aquí no hay escenas no interactivas cada dos minutos, ni mucho menos. Los diálogos se producen, cual Skyrim, de una forma directa, con una cámara en primera persona inamovible. Hay un puñado de opciones que nos permiten colaborar (o no) con algunos personajes concretos (a modo de misiones secundarias) y, en general, todo el dinamismo que emerge desde el inicio de la epopeya se traduce en el resto de apartados. Nada es un estorbo: todo fluye rápida y suavemente.

dishonored1

¿Es impecable el trabajo de Arkane Studios? No, pero sin duda hablamos de un trabajo demencialmente bueno, y sumamente personal en su concepción. Ni la jugabilidad rompe moldes (aunque apunta a lo más alto) ni tecnológicamente sorprende en ningún momento. Simple y llanamente: todo lo que hace, lo hace perfectamente. Es divertido, interesante y su narrativa es tan rápida como eficiente. No se entretiene en liar al jugador con pretenciosos intentos de contar una enorme historia que no le importa a nadie (Black Ops 2 se podría llevar tan sustancioso premio), ni tampoco se excede presumiendo de la capacidad y enormidad que, en realidad, se esconden tras su aparente sencillez. Toma prestados conceptos de otros juegos pero donde realmente invierte es en el aspecto puramente jugable.

Dishonored3

Es equilibrado, difícil; pero no desesperante. Abierto a la rejugabilidad, familiar en el control e impecable en el diseño de niveles. Descubrirlo por primera vez es un placer como pocos, e ignorarlo, para mí, un grave error. Vale la pena, con creces, adentrarse en su Dunwall enferma y darse de bruces con los violentos giros de guión que esconde. También jugar a un shooter totalmente diferente, imaginado con un puñado de los mejores juegos en mente; ignorar el flaco interés en mostrar gráficos rompedores y familiarizarse, a cambio, con una banda sonora excelente y un doblaje soberbio. Dishonored no es perfecto, pero es una de las mejores maneras de enfrentarse a la monotonía que reina en el FPS. Un juego de primerísima categoría que no te dejará indiferente. Para mí, imprescindible.

Nota: 9,5

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: