Injustice: Gods Among Us (XBOX 360, PS3 review)

18 04 2013

Ah, juegos de lucha… ¡Qué alegrías y qué desilusiones me habéis causado! Seguramente la culpa de estas últimas es que, más a menudo de lo que me gustaría, a alguna compañía se le ocurre tirar de licencias de éxito indiscutible, provenientes de otros formatos, para crear un título de peleas uno contra uno que llame la atención de los seguidores de estas series y sus protagonistas. Y claro, pasa lo que pasa: que los juegos protagonizados por el señor Son Goku han pasado más tiempo en el fondo del cajón que rodando sus megabytes por la consola. Y no han sido pocas las máquinas que han presenciado semejante maltrato, no. ¡Qué desperdicio! ¿Tan difícil es? (digo desde una posición un tanto cómoda) ¿Cuántos juegos hay verdaderamente decentes de Dragon Ball? ¿Y basados en Marvel, DC, o cualquier cómic en general? ¡Con los dedos de la mano se pueden contar, mi buena mujer!

injusticecover

Pero bueno, esto no es ninguna novedad y a estas alturas los aficionados a los juegos de lucha versus sabemos a qué atenernos. Reconozcámoslo: más de una vez hemos hecho el “pringao” y hemos desoído las sonoras críticas que disparaban en dirección a ese juego que tanto tiempo llevábamos esperando y que nos iba a brindar la oportunidad de interpretar, por ejemplo, a Punisher en toda su violenta gloria; para después encontrarnos una patata tamaño XL, provocando así el odio hacia la compañía que hubiese obrado el tubérculo, al menos hasta que mostaran signos de redención. Pero, qué demonios: nos merecemos otra cosa. Nos merecemos productos de calidad que traten sobre nuestros personajes favoritos. Nos merecemos que una compañía de nivel nos escuche. Necesitamos algo como Injustice: Gods Among Us.

injustice2

Y es que tras el decepcionante y soso Mortal Kombat vs DC Universe, y el maravilloso Mortal Kombat (9) que recibimos en 2011, el jugador se enfrentaba, hasta hoy, a una duda existencial: ¿Cómo pinta el futuro para los juegos DC cuando las últimas entregas relacionadas con este universo son dos productos tan iguales en concepto como distantes en calidad? Pues no necesariamente mal, porque, para empezar, las desarrolladoras son diferentes: mientras que MK vs DC está hecho por unos estrangula-sagas como Midway, el gran regreso de Liu Kang y compañía es obra de NetherRealm Studios, quienes parecen tener un respeto bastante mayor por los juegos como instrumento de diversión y no solo por el dinero que producen sus nombres. Y resulta que Injustice, ese juego de título inusual, que se debatía entre la fatalidad (jejeje) y la perfecta oportunidad de recuperar el Universo DC como base para buenos juegos de lucha, está más cerca del cielo que del infierno. Resulta ligeramente menos fluido y variado que Mortal Kombat, pero es una de las mejores adaptaciones cómic-videojuego que he podido disfrutar.

injustice8

Este ligero descenso en la fluidez no tiene nada que ver con el rendimiento gráfico, sino con el jugable. Desde la primera partida he tenido la sensación de que existe una enorme dependencia de los combos preestablecidos para que el combate se suceda sin esas pequeñas interrupciones que sí ocurren cuando intentamos crear secuencias diferentes a las que indica el listado de movimientos del personaje. Sobre todo, tomando como base Mortal Kombat, que se atrevió a traicionar ligeramente el meticuloso ritmo de los combates del que había presumido durante años, parece un cambio un tanto injustificado (jejeje). No es que obstruya cruelmente la jugabilidad, ni mucho menos, pero salir de Mortal Kombat y entrar en Injustice supone un pequeño paso atrás en este sentido. Tal vez se trate de una decisión en el diseño totalmente intencionada por parte de NetherRealm, pero prefiero gozar de una mayor soltura en los combates: que no sean tan robóticos en ocasiones.

injustice1

Por supuesto hablo desde el punto de vista de un jugador que siempre ha disfrutado más el estilo y el sistema de combos de los Street Fighter que el de los MK clásicos, e Injustice bebe más de este último modelo. Afortunadamente, se trata de una cuestión de gustos y de repercusión mínima, ya que el juego es divertido como él solo y a dos jugadores resulta una opción especialmente emocionante por la forma en que se desarrollan los combates. Estos no son solamente cuestión de golpes y habilidades especiales, sino que el escenario cobra un protagonismo indiscutible, permitiéndonos utilizar diversas trampas y elementos del mismo contra el enemigo. Vigilar el entorno para evitar ser sorprendido, intentando al mismo tiempo atraer al adversario hacia uno de estos puntos calientes combina fantásticamente con el combate más habitual, y la posibilidad de pasar de un escenario a otro con un ataque especial siempre es un añadido que añade variedad y espectacularidad a los enfrentamientos.

injustice7

Estos escenarios, además, se van destruyendo conforme el combate avanza, con efectos verdaderamente llamativos (tanto que incluso llegan a distraerte, los malditos). La épica que siempre rezuma de una lucha entre estos titanes del cómic está plasmada en su versión interactiva con una fidelidad admirable. Por supuesto, se trata de combates jugados a la antigua (jugabilidad plenamente bidimensional con escenarios relativamente pequeños), por lo que no vamos a ver a Superman volando por los escenarios mientras arroja coches al enemigo (aunque esto último sí puede hacerse) ni salvajadas por el estilo. Algunas habilidades de los personajes han sido recortadas de su capacidad “real” para que la lucha no se convierta en un ir y venir de enormes poderes que acaben arrasando una ciudad en cuestión de segundos.

injustice3

Esto puede no gustar a los más acérrimos a la grandeza de algunos de estos personajes, pero es que enfrentar a Superman y a Batman en igualdad de condiciones solo es posible haciendo que el primero sea vencible sin necesidad de cuarto y mitad de kriptonita. Es algo que resulta lógico y, probablemente, de haberse respetado las habilidades de cada luchador, no tendría ningún equilibrio. Pero aquí Nightwing puede darle una colleja importante a Green Lantern; Bane atiza que da gusto a los semidioses más poderosos; y hasta el Joker puede acabar con un sonoro perfect un combate contra Doomsday, el cual le haría trozos salvo nerd que lo desmienta. En definitiva: es un reajuste necesario.

injustice5

Si hay algo que por lo general me hace dejar los juegos de lucha a los dos días de empezarlos (quiero decir sin hacer una maratón de vicio, que normalmente reduce casi cualquier juego a dos días como mucho), es la falta de un modo historia de calidad. El que ofrece Mortal Kombat es entretenido, pero tiene un guión pésimo que a veces parece estar escrito mal a propósito (quizá lo está y estoy pecando de inocente). La historia en sí no es mala porque, al fin y al cabo, no es más que la expansión de aquella que se nos contaba en los manuales hace un porrón de años. Cada personaje con sus tópicos inexpugnables, sumidos en una catarata de momentos tan supuestamente climáticos que al final consiguen que te aburras de ellos. Injustice está mucho, pero que mucho mejor trabajado en este aspecto.

injustice4

El guión sigue sin ser del todo fino y a la compañía le va haciendo falta un escritor algo más esmerado, pero en general el resultado es indudablemente superior. Donde la mejora es palpable es en la dirección de las cinemáticas. De hecho me parece mejor que la varios taquillazos protagonizados por superhéroes, lo cual dice mucho del cine de superhéroes (sin matizar, que las hay muy buenas). Desde el mismísimo comienzo, a manos de Batman, Superman y Joker (en una apoteósica primera escena), la historia toma una dirección muy interesante en la que interviene hasta el último de los personajes seleccionables, siendo solo unos pocos los agraciados con nuestra toma de control (a modo de capítulos).

injustice6

Con todo, es el mejor modo historia que recuerdo haber visto en un juego de este tipo, y no me importaría que su importancia trascendiera a otras desarrolladoras cuyos juegos me suelen obligar a saltarme las cutscenes para no apagar la consola. Aquí ocurre casi lo contrario: estoy deseando fulminar al enemigo de turno para poder ver la siguiente escena; aunque, queda claro, no todas son igual de emocionantes ni mantienen la misma calidad, pero, como un todo, sorprende para bien. Especial mención para, cómo no, el personaje de Joker: enorme. Sin girar excesivamente la historia en torno al archienemigo de Batman, se hace con el control de toda secuencia en la que hace aparición; como ocurre en los dos grandísimos Batman: Arkham de Rocksteady (de los cuales han tomado prestados el diseño de algunos personajes y sus trajes).

injustice10

Posiblemente la faceta online (la que menos me interesa en prácticamente cualquier juego, ya que me inclino más por las historias detrás de ellos) ayude a culminar la obra, pero donde disfruto el multijugador en este género siempre es en modo local (y lo he intentado en línea, que conste, pero no es lo mismo). El combate en tiempo real, sin ralentizaciones de ningún tipo, ni esperas innecesarias en las conexiones. Jugar directamente con un amigo es la mejor opción cuando se trata de medir habilidades con el mando. Pese a esta inmediatez que proporciona el estar ambos jugadores en una misma habitación, sigo lamentando algo de lo que padecen la mayoría de los juegos de lucha: lentitud en el proceso de elegir personaje tras un combate. Ni creo que sea necesario ver cuarenta veces la misma animación de victoria, ni los marcadores de subida de nivel debieran tener su espacio en segundos reservado; ni creo que el código esté depurado al máximo para evitar los tiempos de carga (incluso con el juego instalado en el disco duro). Es ligeramente tedioso acabar un combate a dos jugadores y tardar unos quince o veinte segundos en volver a luchar (si queremos personajes distintos, obviamente).

injustice9

Injustice me ha sorprendido. Lo jugué sin muchas esperanzas y ciertos cambios de la fórmula MK9 me hicieron temer en una primera partida “a lo loco” que no estaban infundadas, pero un contundente tutorial me hizo ver las posibilidades reales del juego. Necesita, como es común hoy en día, de un breve periodo de aprendizaje. No puedes ponerte a jugar sin saber utilizar las barras de energía en todo su potencial ni desconocer cómo ejecutar un movimiento especial, o de qué formas podemos responder a un feroz combo enemigo devolviéndole el favor con creces. Concluye ser un juego concesivo con el novato pero muy difícil de dominar; aunque muy satisfactorio en el proceso. Divertido, muy divertido pero no tan cuidado como Mortal Kombat, su referencia más evidente. Un poco más de libertad a la hora de diseñar nuestros propios combos habría catapultado a este juego a lo más alto del género, pues todo lo demás cumple con creces las expectativas. Me animaría a decir una segunda parte podría termin         r de refinar la idea, aunque, teniendo en cuenta que se trata de un juego basado en una gran licencia de cómic, con lo que esto acostumbra a resultar, casi prefiero conformarme y esperar que este juego no anteceda a otra sequía.

Nota: 8

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: