Ouya, Android a lo grande por 99 dólares

17 04 2013

Suena bien, ¿verdad? Teniendo en cuenta lo que cuesta un Smartphone y que muchos usuarios adquieren este tipo de dispositivos para jugar entre horas, la oferta suena deliciosamente atractiva. Pero, ojo, no quiero ser aguafiestas, pero esos cien euros me llevan sonando mal desde su anuncio y no puedo evitar preguntarme si es oro todo lo que reluce en la historia de Ouya, esa supuesta maravilla destinada a introducir Android nada menos que en el salón de casa, poniendo además entre nuestras manos un gamepad relativamente similar a lo que veremos a fin de año en PS4 y, lo que es mejor, con un buen puñado de títulos, aseguran, exclusivos para el sistema. Todo con una potencia, y parafraseo a sus creadores, más que suficiente para hacer funcionar los mejores títulos del popular sistema operativo de Google. Y a mí me cuesta creérmelo. ¿Por qué? Por el mismo motivo que un PC, guste o no guste, es una bestia parda en cuestión de proceso, gráficos y sonido si lo comparamos con cualquier consola: por el dinero que cuesta.

ouya

Cien euros, simplificando mucho, no parecen suficientes para mover Modern Combat 4 o Real Racing 3 como es debido. Hablo de puro y duro rendimiento, y más teniendo el cuenta un exigible aumento en la resolución de los juegos cuando se adapten de unas pocas pulgadas a un televisor HD de cuarenta. Hablamos de un dispositivo que no va a aparecer dentro de dos años, sino dentro de dos meses. Dos meses no es suficiente para que haya un relevo de importancia en la tecnología móvil. No va a salir un Iphone 6 con el triple de potencia ni un Galaxy 5 se esconde inmediato detrás del 4, al menos que yo sepa. Ni el IPAD HD se ahoga a las puertas de su muerte ni las tabletas Nexus son cosa del pasado. Hoy es hoy, y los precios HOY son exageradamente altos cuando hablamos de un dispositivo capaz de hacer funcionar juegos a lo bestia. Y es que uno tiene fe y sorpresas nos da la vida, pero hay tabletas por doscientos pavos que se quedan a menos de la mitad de rendimiento de un móvil relativamente potente, como es el Samsung Galaxy 3. Luego: no me lo creo.

ouya2

Incluso en ese primer video (que sí, que es un kit de desarrollador, pero en términos de rendimiento lo mismo me da) que mostraba un atractivo título de corte casual llamado Roasty Roaster el framerate sufría cosa mala en los momentos más exigentes (con partículas y físicas en cantidades). Y se trata de un juego en dos dimensiones, sin grandes alardes gráficos. Vamos, lo que viene siendo un típico arcade para móviles. Porque, efectivamente, jugar en un Ipad a algo que difiera radicalmente de ese modelo de juego tipo Plants vs Zombies, Angry Birds o similar, no es lo más común entre los poseedores de estos aparatos; pero los jugadores más hardcore también tenemos espacio para un mercado diferente: más completo y trabajado. No solo en cuestión de profundidad jugable: nos gusta ver grandes gráficos aunque sea en pantallas pequeñas y, si no puede ser, queremos juegos que no podamos ver de ninguna manera en otros dispositivos mayores. Esto es, quiero concederle el beneficio de la duda, aunque con recelo, al hecho de que Ouya sea una buena inversión hoy día, cuando el que más y el que menos lleva un Smartphone en el bolsillo o tiene una tableta made in china en su casa, que la madre usa diariamente para jugar “a las fichitas”.

ouya3

Si la calidad de los juegos exclusivos es sorprendentemente alta y consiguen, como han venido haciendo las portátiles de Nintendo desde que GameBoy destrozara a la mucho más potente Game Gear, que nos olvidemos de la falta de potencia, tendrán una repercusión comercial muy superior a la de las reservas iniciales, que indudablemente serán muchísimas. El producto ha sabido promocionarse, salir a flote con un kickstarter demoledor y conseguir que algunos de los mejores nombres de este polémico sector, que es el del videojuego móvil, se aseguren una plaza en el producto. Pero… ¿qué pasará si, como en tantas veces antes en la historia, no pasa de una voluntad inicial? ¿Qué ocurre si el sistema es presa de los ports y estos deben ser “recortados” para poder ser ejecutados con relativa suavidad? ¿Y si el pequeño panel táctil del mando es insuficiente para el tipo de jugabilidad que impera en los dispositivos táctiles? Porque Ouya, amigos míos, no transforma nuestra tele en una gigantesca tablet, por supuesto. Con el panel táctil lo que movemos es un puntero como en el ratón del ordenador; y no lo veo, francamente. Lo que Ouya exige son juegos que aprovechen un gamepad normal, con sus dos sticks analógicos, y cuya jugabilidad se apoye en el sistema táctil, pero no dependa de él. Es decir, que todos los juegos deben ser adaptados, reconvertidos, reprogramados y renacidos para Ouya, exclusivos y no exclusivos. ¿De verdad ese catálogo de más de cuatrocientos juegos que aseguran va a tener durante sus primeros meses de vida son, siquiera una minoría razonable de ellos, jugables en condiciones con el mando y el panel? ¿Sin pantalla táctil directa?

¿Y todo en un cacharro de 100 euros? El pesimismo me come.

Anuncios

Acciones

Information

One response

19 04 2013
Alb

Añade ese pesimismo que el mando parece ser que es de tan mala calidad que los botones se quedan pillados al pulsarlos (hablo de producto final no de pruebas),añade también que Ouya va a ser una consola ampliable, ya avanzaron que anualmente saldrían nuevas piezas para potenciarla, vamos que un ordenador en pequeño, y con esto pues irán saliendo juegos mas potentes que el quiera jugar le tocara pasar por caja y ampliar su “vieja” Ouya. yo sinceramente no lo veo…consola lowcost inicial que toca ampliar,además que hoy en día cualquier teléfono de alta gama (no digo lo últimisimo) se conecta a la tele y sirve de consola perfectamente,evidentemente mas caro que esos 100€ iniciales,pero no es otro “cacharro” mas que enchufar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: